viernes, 11 de febrero de 2011

ÁFRICA CONVOCA AL PLANETA A CONSTRUIR ALTERNATIVAS. RADIOGRAFÍA DE UN PROCESO PLANETARIO EN CRECIMIENTO.

Sergio Ferrari. Colaborador de Adital en Suiza. Colaboración E-CHANGER
Adital
Dakar, Senegal.

El primer domingo de febrero, arrancó la octava edición "centralizada” del Foro Social Mundial en la Universidad Diop de Dakar. La metrópoli senegalesa, con casi 3 millones de habitantes, se perfila como un marco desafiante y prometedor para albergar al principal espacio altermundialista planetario. En una coyuntura muy particular donde todo el escenario político africano adquiere tonalidades impredecibles de la mano de las explosiones populares de Túnez y Egipto. Según los organizadores no menos de 60 mil personas participarán en el evento senegalés, que se realizará por segunda vez en África -la anterior fue Nairobi en 2007-. Desde su creación el Foro Social Mundial (FSM) se reunió en cinco ediciones en Brasil, una vez en India, y dos en este continente.

De nuevo a África, con renovados desafíos.

Repitiendo lo que es ya una metodología habitual de los Foros, la edición 2011 se inauguró con una manifestación ciudadana. En este caso, recorrió las calles principales del centro de Dakar desde el Puerto y la mezquita central hacia los barrios populares del sur de la ciudad. "La marcha fue un verdadero termómetro político, que indicará de entrada el impacto potencial del FSM de Dakar” dijo Souleyname Bassoun, dirigente social senegalés.

Bassoum, que coordina varios proyectos con doce organizaciones campesinas, urbanas y dedicadas a la economía social y solidaria en nueve localidades del país, considera que esta edición del FSM, "no sólo es histórica sino que tiene una potencialidad particular de reforzar los movimientos sociales, ONG y las redes de todo África”.

Abriendo, además, nuevos vasos comunicantes con la "sociedad civil planetaria. Demostrando que no estamos solos, que somos muchos en todo el mundo los que apostamos a un cambio de paradigma, de perspectiva, de sistema”.

Bassoum confirma un largo "proceso de preparación del FSM, que se lanzó hace varios meses, y que incluye una serie de actividades preparatorias en las más diversas regiones del país”.

La primera semana de febrero, en Thies, segunda ciudad del país de donde el dirigente social es originario, "se realizó ya una marcha ciudadana que cerró una jornada entera realizada en las escuelas con alumnos y maestros para discutir sobre el valor del FSM. También se implementó una actividad popular que relacionó la consigna de "Otro Mundo Posible” con el combate contra la basura no reciclable”.

El FSM no pasará tampoco desapercibido entre la clase política senegalesa. Una buena parte de los 120 partidos y asociaciones políticas que existen en el país, así como una cincuentena de los sindicatos existentes han demostrado su interés por el evento que cuenta con un cierto apoyo de la municipalidad "socialista” capitalina.

"Es una ocasión única para los partidos progresistas de Senegal” enfatiza Ibrahine Sène, uno de los principales responsables del "Partido de la Independencia y del Trabajo” (PIT).

Espacio tan trascendente, "que lanzaremos durante el FSM una declaración de unidad de varias de nuestras fuerzas políticas de oposición para reforzar nuestro campo de cara a las elecciones presidenciales” del año próximo, enfatiza.

Reforzar "otra África posible”

"Apuesto a que Dakar se convierta en una base fundamental de un desarrollo más justo y social de África”, enfatiza Awa Ouedraogo, secretaria ejecutiva de la Marcha Mundial de Mujeres/ Acción Nacional de Burkina Faso.

Para la experimentada dirigente feminista del continente, sus expectativas pasan "por asegurar que FSM sea el lugar y el momento para que la sociedad civil africana y planetaria junten más aún sus fuerzas, para reforzar la causa que nos anima: la construcción de un mundo mejor gestionado y más justo”.

El desafío de este Foro es doble: "reforzar la cohesión de todos nosotros y nosotras y, al mismo tiempo, crear condiciones para que nuestra voz sea más escucha y tenida en cuenta por los Gobiernos”.

Un reto que exigirá un gran esfuerzo de sistematización y síntesis de los miles de participantes que desde los cinco continentes ya comienzan a llegar a Dakar para animar cinco días de intercambio, reflexiones y ajustes de agendas y metodologías comunes.

Con una propuesta de programa maratónica. El lunes 7 la temática africana será el centro de la atención durante el día entero. En sus múltiples facetas: desde los acuerdos comerciales con Europa y otras regiones del mundo, pasando por la crisis del África árabe, hasta llegar al siempre complejo tema de las migraciones, faceta actual del todavía no resuelto pasado de esclavismo y colonialismo.

Martes y miércoles, centenares de actividades auto-gestionadas en forma de talleres, conferencias y debates, permitirán a los diversos actores de la sociedad civil mundial de intercambiar ideas, reflexiones y experiencias.

El jueves 10, un primer esfuerzo de sistematización se realizará en torno a las Asambleas Temáticas, tratando de llegar a conclusiones y propuestas según once ejes torales del programa definidos hace casi un año. Para concluir la edición Dakar del FSM, el viernes 11, con la "Asamblea de las Asambleas”. Un espacio de restitución, balance y síntesis de la reflexión multitudinaria de la semana.

*****************

FSM. Radiografía de un proceso planetario en crecimiento
Dakar. Senegal

Los diez años del Foro Social Mundial expresan una década de plena expansión. Con eventos mundiales significativos y Foros continentales-nacionales de diferente trascendencia y repercusión. Y en la cual, la consolidación de ciertas redes y coordinaciones internacionales –entre ellas Vía Campesina y la Marcha Mundial de Mujeres- constituyen uno de los principales logros de esta etapa de consolidación alter-mundialista.

Enero 2001, Porto Alegre, Brasil. Primer Foro Social Mundial con 4.700 delegados de 117 países. Asistencia total de unos 20 mil participantes con unas 400 actividades autogestionadas. Luego del evento, el Comité de Organización elaboró la Carta de Principios que contiene 14 puntos y que se convirtió en el marco conceptual-funcional del FSM. A posteriori fue ratificada por el Consejo Internacional, instancia de facilitación del FSM creada luego del la primera edición y compuesta por representantes de centenas de grandes redes, campañas y plataformas del mundo entero.

Enero 2002, Porto Alegre, 50 mil participantes, entre ellos 12 274 delegados de 123 países. Durante esta edición se llamó a ampliar el FSM, con procesos-eventos nacionales, continentales, temáticos etc. A fin de año en Florencia se realizó el 1er Foro Social Europeo. Y poco tiempo después el 1er Foro Social de las Américas.

Enero 2003, Porto Alegre, 100 mil participantes con cerca de 20.000 delegados y 1.300 actividades autogestionadas

Enero 2004. Mumbai, India, 74.126 participantes de 1653 organizaciones de 117 países. Fuerte presencia de movimientos "dalit” (casta de los intocables) y de representantes de organizaciones del país entero.

Enero 2005, Porto Alegre, marcha de apertura con 200 mil personas. 155 mil participantes registrados. 35 mil de ellos integraban el Campamento de la Juventud. Para preparar esta edición se implementa una nueva metodología de consulta temática, formulario por Internet que permitía identificar luchas, actividades, problemas y propuestas.

2006, FSM "policéntrico”, descentralizado en 3 ciudades de 3 continentes: Bamako (Malí-África) del 19 al 23 de enero; Caracas (Venezuela), del 24 al 29 de enero. Y Karachi (Pakistán-Asia), fines de marzo.

Enero 2007, Nairobi, Kenia. Participaron en torno de 50 mil personas. Tal vez la edición más problemática y con mayores contradicciones internas.

Enero 2008, semana de movilización y acción global en centenares de ciudades del mundo entero.

Enero 2009, Belém de Pará, Brasil. 133 mil participantes, de 142 países. En torno a 2.300 actividades, promovidas por 5808 entidades inscritas. Entre ellas casi 4.200 de América Latina, un poco menos de 500 de Europa y prácticamente un número similar de África. Fuerte presencia de los pueblos autóctonos-originarios.

Enero 2010, actividades descentralizadas en todo el mundo

Febrero 2011, del 6 al 11, Dakar, Senegal. Hay varias decenas de miles de participantes.
Leer Más (si no se amplia, pincha en el título de la entrada)...

martes, 8 de febrero de 2011

DON SAMUEL RUIZ, PROFETA DE LOS DERECHOS DE LOS POBRES

Fernando Bermúdez-López. Misionero.
Acaba de morir uno de los grandes profetas de nuestro tiempo. Fuimos amigos desde hace treinta años. Conocí a Don Samuel en el año 1981 en San Cristóbal de Las Casas, cuando comenzaron a llegar a Chiapas los primeros refugiados guatemaltecos. Desde el primer momento me impactó su profundidad humana y espiritual y su firme opción por los pobres. Sabía compaginar la sencillez con una recia personalidad. Vibraba escuchando los relatos de Guatemala. Era un hombre con un corazón que latía al ritmo de los procesos de nuestra América.

Después, mi esposa Mari Carmen y yo tuvimos la dicha de trabajar con él. Posibilitó que en su diócesis se viviera un nuevo modelo de ser Iglesia en base a cinco líneas pastorales:
-Opción por los pobres y liberación de los oprimidos.

-Iglesia abierta al mundo y servidora del pueblo.

-Responsabilidad compartida y pastoral de conjunto.

-Inserción en la realidad social, concretamente en las culturas indígenas.

-Comunión con la Iglesia latinoamericana y universal.

Don Samuel fue padre conciliar. El espíritu del Concilio Vaticano II lo insertó en su misión episcopal durante los más de 45 años que estuvo al frente de la diócesis de San Cristóbal de Las Casas. Samuel impulsó la renovación de la iglesia diocesana como una gran comunidad de comunidades. Una iglesia participativa, toda ella ministerial y misionera, con una jerarquía de servicio. Una iglesia libre frente al poder y a la riqueza. Una iglesia liberadora y profética, que anuncia con la palabra y el testimonio de vida el mensaje de Jesús y denuncia todo aquello que se opone al plan de Dios. Una iglesia defensora de la vida y de los derechos humanos. Una iglesia solidaria con el sufrimiento, esperanzas y luchas de los pobres y excluidos, que acogió a más de 40.000 refugiados guatemaltecos en la década de los ochenta. Una iglesia ecuménica, abierta al diálogo, dispuesta a caminar junto a aquellos, cristianos o no cristianos, que también buscan otro mundo posible de justicia y fraternidad. Una iglesia orante, abierta al Espíritu que busca ser signo y anticipo del reino de Dios en la historia.
En su diócesis no se hacía diferencia entre quien es laico o sacerdote, hombre o mujer. Don Samuel ordenó a más de 400 indígenas con el diaconado permanente. Admitió en su diócesis a pastoras y pastores luteranos y de otras iglesias cristianas como agentes de pastoral. Yo, como sacerdote casado, junto con mi esposa fuimos aceptados como agentes de pastoral en su diócesis
Samuel Ruiz era de trato cordial y directo, y siempre muy respetuoso. Era un hombre que infundía confianza. Un amigo de todos.
En sus conferencias y homilías fui captando el alma profunda y grande de Don Samuel. Era un hombre de Dios, de fe sólida, sentida, hecha experiencia. Don Samuel fue un profeta cuyo testimonio y palabra viven y siguen cuestionando a la Iglesia y a la sociedad. Él olfateaba y señalaba el horizonte utópico, el sueño humano y cristiano, la creación de una nueva humanidad, signo del reino de Dios.
Don Samuel latía al ritmo del sueño eterno de Dios, es decir, con su proyecto para la humanidad. Por eso hablaba con tan hondo convencimiento, propio de los místicos, con paz y serenidad, consciente de que Dios tiene su hora. Siento a este profeta como la traducción a nuestro tiempo y a la realidad latinoamericana de aquellos santos Padres de la Iglesia antigua. Su testimonio de hombre de Dios, su sabiduría y santidad se reflejan en sus homilías. Con su palabra este santo padre de la Iglesia latinoamericana iluminaba con la Palabra de Dios los acontecimientos eclesiales, sociales y políticos.
Otro aspecto de su talla humana y cristiana es su libertad de espíritu. A Don Samuel siempre lo sentí como un hombre libre, libre de prejuicios, libre frente a la ley, libre frente al poder, libre frente al Vaticano.
A Don Samuel le dolía el sufrimiento de los pobres. La injusticia, la explotación de los campesinos e indígenas le quemaba por dentro. Fue un defensor de las causas de los pobres. Los indígenas le llamaban “Tatik”, padre. Samuel Ruiz fue un digno sucesor de Fray Bartolomé de Las Casas en Chiapas, en donde éste fue su primer obispo en el siglo XVI. No había celebración religiosa o evento donde no se pronunciara en defensa de los más vulnerables. El pobre fue para él el lugar teológico donde Dios se nos manifiesta. Por eso miraba con simpatía y esperanza la las reivindicaciones de los zapatistas.
Don Samuel, junto con los obispos Sergio Méndez Arceo y Pedro Casaldáliga, a raíz del martirio de monseñor Oscar Romero, impulsaron el movimiento de solidaridad internacional de los pueblos de América Latina, SICSAL.
Con Guatemala fue particularmente solidario. Cuando en 1982 comenzaron a salir riadas de guatemaltecos buscando refugio en Chiapas hizo un llamado a la solidaridad de los cristianos mexicanos para con estos hermanos y hermanas. En sus homilías y eventos de esos años no faltaba la referencia a la solidaridad con los refugiados y con todo el pueblo de Guatemala. Por eso, este pueblo le queda eternamente agradecido como acaba de expresarlo la iglesia de Guatemala, las organizaciones sociales y la Unidad Revolucionaria Nacional Guatemalteca.
Me llamaba la atención la naturalidad, serenidad, convencimiento y respeto con que Don Samuel hablaba de temas "fronterizos" y dialogaba, por ejemplo, con marxistas no creyentes o con pastores de las iglesias protestantes
Ha sido para mí un honor y motivo de gozo el haber conocido a un profeta, y más que profeta, un santo. Don Samuel fue un santo de nuestro tiempo. Su gran milagro fue la fidelidad a la causa del reino de Dios hasta la muerte. Por eso su testimonio y su presencia seguirán vivos, alimentando nuestra esperanza en la utopía del reino de Dios.
Leer Más (si no se amplia, pincha en el título de la entrada)...