domingo, 23 de diciembre de 2012

NAVIDAD: ACTUALIDAD DEL PUER AETERNUS, EL ETERNO NIÑO

Leonardo Boff
  La Navidad es siempre oportunidad de volver al cristianismo originario. En primer lugar, existe el mensaje de Jesús: la experiencia de Dios como Padre con características de madre, el amor incondicional, la misericordia y la entrega radical a un sueño: el del Reino de Dios. En segundo lugar, existe el movimiento de Jesús: de aquellos que, sin adherirse a alguna confesión o dogma, se dejan fascinar por su saga generosa y radicalmente humana y lo tienen como una referencia de valor. En tercer lugar, están las teologías sobre Jesús, contenidas ya en los evangelios, escritos 40-50 años después de su ejecución en la cruz. Las comunidades subyacentes a cada uno de los evangelios elaboraron sus interpretaciones sobre la vida de Jesús, su práctica, su conflicto con las autoridades, su experiencia de Dios y sobre el significado de su muerte y resurrección. Sin embargo, cubren su figura con tantas doctrinas que resulta difícil saber quién fue realmente el Jesús histórico que vivió entre nosotros. Por último, existen las Iglesias que intentan llevar adelante el legado de Jesús, una de ellas, la católica, que reivindica ser la única verdadera guardiana de su mensaje y la intérprete exclusiva de su significado. Tal pretensión hace prácticamente imposible el diálogo ecuménico y la unidad de las Iglesias a no ser mediante la conversión.

Hoy tendemos a decir que ninguna Iglesia puede apropiarse de Jesús. Él pertenece a la humanidad y representa un don que Dios ofreció a todos, de todos los rincones de la Tierra.

Tomando como referencia a la Iglesia Católica, notamos que, en su milenaria historia, dos tendencias, entre otras menores, alcanzaron gran desarrollo. La primera se funda mucho en la culpa, en el pecado y en la penitencia. Sobre tales realidades planea el espectro del infierno, del purgatorio y del miedo.

Efectivamente, podemos decir, que el miedo fue uno de los factores fundamentales en la penetración del cristianismo, como lo mostró J. Delumeau en su clásico El miedo en Occidente (1989). El método en tiempo de Carlomagno era: conviértete o serás por el filo de la espada. Leyendo los primeros catecismos hechos en América Latina como el primero de Fray Pedro de Córdoba Doctrina Cristiana (1510 y 1544), se ve claramente esta tendencia. Comienza con la descripción idílica del cielo y después la terrorífica del infierno «donde están todos vuestros antepasados, padres, madres, abuelos y parientes... y adonde iréis todos vosotros si no os convertís». Hoy día todavía hay sectores de la Iglesia que manejan estas categorías del miedo y del infierno.

Otra tendencia, más contemporánea, y pienso que más próxima a Jesús, pone el énfasis en la compasión y en el amor, en la justicia original y en el fin bueno de la creación. Entiende que la historia de la salvación se da dentro de la historia humana y no como una alternativa a ella. De ahí surge un perfil de cristianismo más jovial, en diálogo con las culturas y con los valores modernos.

La fiesta de Navidad se liga a esta última tendencia del cristianismo. Lo que se celebra es un Dios-niño, que está llorando entre la vaca y el buey, y que no mete miedo ni juzga a nadie. Es bueno que los cristianos vuelvan a esta figura. Arquetípicamente representa al puer aeternus : el eterno niño que, en el fondo, nunca dejamos de ser.

Una de las mejores discípulas de C. G. Jung, Marie-Louise von Franz, analizó en detalle este arquetipo en su libro Puer Aeternus (Paulinas 1992). Posee cierta ambigüedad. Si ponemos el niño detrás de nosotros, desencadena energías regresivas de nostalgia de un mundo que ya pasó y que no fue totalmente superado e integrado. Continuamos siendo infantiles.

Pero si colocamos el niño eterno delante de nosotros entonces suscita en nosotros renovación de vida, inocencia, nuevas posibilidades de acción que corren en dirección al futuro.

Estos son, pues, los sentimientos que queremos alimentar en esta Navidad en medio de una situación sombría para la Tierra y para la humanidad. Sentimientos de que todavía tenemos futuro y de que podemos salvarnos porque la Estrella es magnánima y el puer es eterno y porque él se encarnó en este mundo y no permitirá que se hunda totalmente. En él se manifestó la humanidad y la jovialidad del Dios de todos los pueblos. Todo lo demás es vanidad.


Textos interesantes para leer en Navidad:
http://arcaiberica.blogspot.com.es/2008/12/noche-de-paz-algunos-escritos-para.html
http://arcaiberica.blogspot.com.es/2008/12/el-misterio-de-la-navidad-lanza-del.html. Leer Más (si no se amplia, pincha en el título de la entrada)...

domingo, 16 de diciembre de 2012

"BAILANDIA" YA ESTÁ EN MARCHA...


Tango "Alegremente". from Bailandia on Vimeo.
Tango "Alegremente" para la película "Bailandia"
Voz: Anabel Santiago
Guitarras: Carla Miranda y Julio Arbesú.
Sonido Ángel Morales Doménech
Realización: Palmira Escobar
BAILANDIA es un largometraje musical con producción alternativa, es decir, sin ánimo de lucro, crítico con lo que llamamos “el sistema” y con mensaje ecologista.
Se trata de un proyecto artísticamente ambicioso que cuenta con unos medios económicos modestos, aunque suficientes, y unos medios humanos abundantes.
El tango Alegremente se une a una gran variedad de bailes tradicionales de diversos países que no requieren especialización en los intérpretes.
Se rodará durante el mes de Julio de 2013 en un lugar de la Mancha cuyo nombre sabrás si participas, a la orilla de un río en la serranía del sur de Albacete. Leer Más (si no se amplia, pincha en el título de la entrada)...

lunes, 10 de diciembre de 2012

CRÓNICA DEL ENCUENTRO DE LA UNIDAD DEL ARCA DE ESPAÑA 2012

LA LONGUERA, 8 y 9 de DICIEMBRE DE 2012

Julio Arbesú
En La Longuera nos reunimos Margalida (responsable general del Arca Internacional), Gloria, Alfred, Margarita, Isvari, Mario, Nati, Fernando, Ángeles, Julio, Rosa, Jose Luis, María, Alex, Mar, Diego, Josep María, Santi y Antonio en la compañía de algunos jóvenes y niños.
Dice Margalida que nuestra fuerza como comunidad (en sentido amplio) del Arca de España es la alta afectividad que se ve entre nosotros y que nuestra debilidad es la falta de clarificación de lo que somos y de nuestros objetivos. Añade que es su opinión personal, nada más.
Margalida también nos habló de su visión de la historia del Arca y de la tarea de nuestra generación, de los que vivimos y hacemos el Arca en nuestros tiempos. Hizo un repaso de los importantes cambios en la evolución del Arca y los ha considerado necesarios, sin renunciar al núcleo fundamental de la identidad arquiana.
 A ella le cuesta trabajo entender por qué hay una proporción baja de comprometidos en el Arca de España, en relación con el número de amigos. Los comprometidos expusieron su opinión sobre esto. Aunque hay diversas motivaciones, la que más hizo pensar fue la de Jose Luis, que dijo comprometerse para que los demás sepan que él “está aquí”, que se puede contar con él. Los amigos no comprometidos también expusieron sus motivaciones. Creo que latía sobre el conjunto de las intervenciones la convicción de que hay un compromiso expresado formalmente, que todos consideramos importante y muy acorde con la manera de ser del Arca, a la vez que hay un compromiso real no expresado formalmente que también ha dado muchos frutos.
Este tema, pero también el de la revista y el de la elección de coordinador, dieron lugar a algunas tensiones entre las diferentes posturas. Pienso que esas tensiones son consecuencia deseable de nuestra vinculación profunda a la no violencia. Nuestras emociones surgen, nuestros egos, nuestras debilidades humanas, pero hay límites que no traspasamos, desechamos la ira, nos mantenemos en una actitud de respeto y autocrítica. Comprendemos que debemos ser sinceros y dejar surgir nuestra visión de la verdad, pero procuramos no herir a nadie, no acallar a quien ve las cosas de otra manera. Después buscamos maneras grupales de recobrar la calma y la armonía. Todo esto no es fácil, en muchos grupos ni se plantea, pero aquí se logra en una gran medida.
En realidad, el debate sobre la nueva persona coordinadora del Arca a nivel de España no levantó en sí mismo ninguna tensión significativa, sino más bien las opiniones sobre quién debía votar y quién no. Resuelto esto y hecha la votación con voto secreto, todos los votos, menos uno, fueron a favor de la propuesta votada: una coordinación en equipo entre Mario y Nati a probar durante un año.
Por no alargar demasiado esta crónica, añado resumidamente algunos complementos:
-Los nuevos coordinadores pedirán el apoyo de Michel en cuanto esté disponible, si puede ser, y tendrán el de Isvari, tras su ofrecimiento.
-La revista Noticias del Arca sigue adelante con el trabajo fiel de Margarita, y Fernando colaborará con ella en maquetación y secciones. También Isvari colaborará en dos nuevas secciones.
-Conocimos las novedades de un proyecto lleno de ilusión, la película Bailandia.
-Tuvimos el lujo de comer alimentos tales como el pan hecho por Alfred, ricas sopas, postres especiales, manzanas asturianas, una paellaza buenísima...
-La Longuera, más verde que nunca, mostraba su belleza invernal.
-Nos rondó la presencia de los niños, siempre profundamente satisfactoria, incluso cuando lloran o dan la lata. Con ellos el Arca se parece más a sí misma.
-Tuvimos presentes a muchas personas que no estaban en el encuentro pero que por fortuna están encontradas.
-Y lo que se me olvida o no cabe en este resumen también estará lleno de otromundoesposiblismo (que es un “ismo” simpático, porque nadie se lo toma demasiado en serio).




Leer Más (si no se amplia, pincha en el título de la entrada)...