jueves, 30 de mayo de 2013

DE LA BELLEZA


Lanza dedica a la belleza un capítulo de "Principios y Preceptos del Retorno a la Evidencia". Ahora estamos en una hermosa primavera y Lanza habla también de la belleza de la naturaleza (la Creación, para un creyente como Lanza), así como de la belleza en el arte. 

Extractos: DE LA BELLEZA
CCIX
Dibuja flores en los papeles que guardas para ti. Bébetela con la mirada, la flor, bébetela profundamente. Quien sabe mirar una flor tiene el nudo de todas las bellezas. Eleva los ojos del centro de la flor y mira el paisaje, mira los cinco pétalos de las montañas y el pueblecito en el fondo del valle, como un islote musgoso de estambres. Neblina sobre el rocío de la llanura, sobre los olivos en el céfiro, sobre la bahía en el crepúsculo, sobre las nubes. Quien está familiarizado con las flores puede mirar tanto tiempo como quiera las mejillas y las pestañas de una joven sin pecar.
CCXVIII ... La belleza no expresa el espíritu, sino el vínculo entre el espíritu y el cuerpo. ... 
CCXXI La belleza no es del orden de la alegría, sino del placer. Es el descubrimiento de una constante en el placer. Lo que la distingue de la búsqueda del placer y de la indulgencia sensual es tan sutil como el filo de una navaja. Pero el filo es cortante y la distinción es total. 
CCXXII El placer de la forma es sin deseo y sin límites, constante, sabio, difícil y raro. La purificación de todo placer. 
CCXXIII El arte es la realización más pura del amor a sí mismo. Se traiciona a sí mismo y miente a los otros quien busca complacer a los otros con su arte. 
CCXXVI El arte no es difícil. Es o bien imposible o bien divinamente fácil, ya que la belleza es aquello que se hace por sí mismo; en la belleza, el fondo y la forma, el principio, los medios y el fin vienen dados cada uno en el otro. ... 

NOTAS
Nota1. 
Sobre este libro no repito lo dicho en Reflexion9Amor, Reflexion 12 silencio. He introducido cambios a la versión española que apareció hace algunos años manuscrita. PREGUNTO: ¿Alguien sabe quien hizo esta traducción? ¿Qué año apareció? 
Nota2. 
En la Reflexion14Verdad vimos: "¿Qué es la "verdad de las formas" (Libro egipcio de los nuertos) ? ¿Qué el esplendor de lo verdadero (Plotino)? La belleza." 
Nota3. 
Lanza había leido a San Agustín y sabía que el camino de la belleza ("via pulchritudinis"), con el camino de la verdad y el de la bondad, conduce al Conocimiento supremo. 
 Nota4. 
La belleza salva: Aunque parece que Lanza no la citó, no me resisto a copiar la frase de Dostoyevski: solamente "la belleza salvará al mundo" ("El idiota", III, V). Scheherezade (en persa Shahrazād) salvó su vida, noche tras noche, gracias a la belleza de los cuentos que narraba al sultán Shahriar ("Las mil y una noches"). Es gracias a su belleza que Hadasá/Ester logró salvar a los judíos del exterminio decretado por el rey persa Asuero/Jerjes, según el bíblico libro de Ester (los historiadores cuestionan esta versión). Supervivientes de los campos nazis y de los gulags soviéticos explicaron que los momentos de belleza que consiguieron crear -canto y música, poesía, alguna de las bellas artes, ...- les ayudaron a sobreponerse al infierno en que vivían. Etc., etc. 
Nota5. 
La belleza puede ayudar a curar heridas, del cuerpo y del alma (separables según la concepción griega, una unidad según Lanza y la concepción oriental): arteterapia en general, musicoterapia en particular. 
Nota6. 
En "La subida de las almas vivas (Comentario del Génesis)" Lanza dice que "la narración del Génesis quiere mostrarnos la creación como un templo y alimentar así nuestra contemplación" de la belleza de la naturaleza. Porque "un templo se ha de construir a imagen del cielo y de la tierra, pues el cielo y la tierra son imagen de un templo. "El cielo es mi trono y la tierra el escabel de mis pies" (Isaías 66, 1)". 
Nota7. 
Sobre el templo y su belleza, recordemos que en la Oración del fuego se dice "hagamos de este lugar cualquiera un templo". Allí donde se rece, allí donde se celebre una fiesta, pasa a ser un templo. Y vimos en Reflexion5Fiesta que "una fiesta no se celebra en un sitio cualquiera", sino en un "templo", y de "la Fiesta prodeden" la arquitectura (edificar un templo bello) "y todas las artes". 
Nota8. 
La bella poesía de Lanza está prevista como tema de la Reflexión 21 poeta 
Pau, Força i Joia, 
Fèlix 
--------------------------------------------- 

Hola a todos,
Hola a Félix y gracias por esta reflexión 15 muy interesante sobre la belleza.

De estos textos, he retenido dos frases :
"La belleza no expresa el espíritu, sino el vínculo entre el espíritu y el cuerpo."
"Una fiesta no se celebra en un sitio cualquiera, sino en un templo."

De la primera frase, saco la idea de que la belleza es un camino, casi un camino seguro, para despertar nuestra alma al espíritu. Por supuesto, existe el riesgo de buscar la belleza por si misma (pensar que ella es suficiente en si misma) y entonces volvernos estetas, sin más horizonte. Es decir hacer de nuestra vida un canto a la belleza y no al espíritu. Pero sí, pienso que la belleza nos abre al espíritu.

Primero, suspendiendo nuestro pensar un momento: nos quedamos maravillados, colmados, agradecidos. La belleza puede con nuestra armadura, nuestro ego: hablo de
estas bellezas de la naturaleza, de la belleza de un comportamiento ético, belleza de la discreción y del pudor, belleza del sacrificio...
No pensamos más; nos abrimos para recibir, en toda simplicidad, lo que quiere enseñarnos la belleza.

Es, en mi opinión, el segundo punto: la belleza contiene un mensaje, un mensaje silencioso, muy sutil.
No nos habla con conceptos racionales, sin embargo se trata de una evidencia que se nos presenta sin rodeo: el mundo contiene la belleza como un estuche, una perla. La belleza es el alma del mundo.
Es verdad que hay mucho sufrimiento y injusticia en esta tierra, pero es de la misma manera evidente que hay mucha belleza, luego mucha esperanza.

Entonces, lo que tenemos que clarificar es este vínculo especial que menciona Lanza.
¿cuál es esta relación entre la belleza y el espíritu?
Si tuviera que reflexionar sobre el tema, creo que me iría a un sitio retirado, un bosque, una pradera, un acantilado o una playa desierta. Haría silencio durante una hora o dos. Miraría a lo lejos, más allá de las apariencias. Y en este silencio, el alma enternecida, escucharía la evidencia del mundo, de su realidad impresionante ofrecida a mi conciencia.
¿Quién eres, espíritu de la vida y de los seres ? ¿Cómo te manifiestas? ¿Puedes volverte evidente a un ser que te busca ?
Es la búsqueda eterna de todos nosotros, los seres humanos. Si no soy el creador de mi vida (aunque responsable sí, en parte), si nos soy el creador del mundo (por supuesto), si no soy el creador de mi conciencia, entonces ¿qué significa, profundamente, vivir? ¿Qué es vivir?
Y en el silencio del bosque, en la sinceridad y la universalidad de mi pregunta, quizás encontraré la belleza eterna e infinita del alma humana.
Escuchar el silencio que habita en el mundo como un alma maravillada por la grandeza y la belleza de la vida, aceptando en un mismo sacrificio, la sombra y la luz. Eso, claramente, nos da sustancia, nos hace más reales. Y creo que nuestra propia realidad creciente es la impronta misma del espíritu.

La segunda frase ( una fiesta no se celebra en un sitio cualquiera", sino en un "templo") supone la dimensión tribal, la fraternidad.
¿Somos capaces de crear un "templo" con nuestras manos ?¿lo deseamos?
¿Sabemos dejar de lado las preocupaciones habituales, y abrirnos a cierta luz interior? ¿lo deseamos?
¿Sabríamos pensar la fiesta de tal manera que sea un camino progresivo y continuo hacia una celebración bella e intensa, elevada? ¿lo deseamos?

Bueno, lo de filosofar anima a uno...
Leeré con interés otras contribuciones...de momento, no he visto ninguna, o será que me he perdido unos mensajes

Un fuerte abrazo para todas y para todos

Michel
Leer Más (si no se amplia, pincha en el título de la entrada)...

jueves, 2 de mayo de 2013

LO QUE HOY HEMOS VIVIDO...

   
 Martes, 30 abril 2013. La Flayssière, Francia.
Jean, el marido de Michèle, me ha pedido que os agradezca todos vuestros mensajes y vuestra presencia fraterna, aunque estéis lejos, durante toda la enfermedad de Michèle y también ahora, después de su muerte. Me ha dicho: "Esto es la comunidad, a veces no la ves ni la sientes, pero está ahí cuando lo necesitas”.
Me ha dicho también: “Cuéntales lo que hoy hemos vivido”. Esto es lo que voy a intentar hacer, a pesar de que es difícil poner por escrito una experiencia de tal calibre.
Llovió toda la mañana, como lo hizo durante todos los días anteriores. La tierra estaba muy humeda, hacía frio. Pero a partir de las 13h, la lluvia se paró y pudimos llegar tranquilamente a la Flayssière. Eramos más de 200 personas, algunos tuvieron que quedarse fuera del salón durante la misa. Los hijos de Jean y Michèle llevaron el féretro al centro de la gran sala. Fue muy bello: las flores, las ramas floridas, las velas, el hermoso y fraternal fuego de la chimenea...
Vivimos la misa en un gran recogimiento, con momentos muy fuertes e intensos: la danza de la Ofrenda de Jean y sus hijos alrededor del féretro, la lectura de la carta de amor de Eliane (su hija que vive en Canada y que no pudo estar presente), el testimonio de los niños de La Borie, que son ahora jóvenes adultos, los cantos, las lecturas...; todo lo que allí aconteció fue una entrañable acción de gracias por Michèle y por su vida entregada. 
Depués de la misa, fuimos al cementerio. El féretro iba en un carro magníficamente decorado con flores por los hijos de Michèle y sus amigos. Lo seguimos, con la conciencia de que la acompañábamos por última vez. Ya en el cementerio nos reunimos alrededor de la tumba abierta, escuchamos todavía algunos bellos textos y cantamos los cantos que a ella le gustaban. De repente, un pequeño guiño del cielo: las nubes se dispersaron y salió el sol. Una compañera dijo: “¡Le habíamos pedido a Michèle que nos trajese un poco de sol, y aquí está!”. Sus hijos bajaron el férétro a la tumba, cada uno de nosotros pudimos ofrecerle una flor como último adios, y también fueron sus hijos quienes la cubrieron de tierra. Momento fuerte, desgarrador, pero a la vez apacible, asombrosamento dulce y delicado, estos dos hijos que entierran a su madre con amor... 
De retorno a La Borie, fue el tiempo del reencuentro con unos y otros, compartiendo la comida que cada uno habia aportado. Se dice que el mejor regalo que hacen los que se van a los que se quedan es precisamente este tiempo, la oportunidad de verse y de renaudar la relación. 
Ya véis, queridos amigos, durante todo este día se hizo presente la consciencia de la presencia de cada uno de vosotros, de todos vuestros pensamientos y oraciones, que nos envolvían como un espacio bendito, un espacio de unidad profunda. Gracias. 
¡Paz, Fuerza y Gozo para cada uno de vosotros! 
Margalida
Leer Más (si no se amplia, pincha en el título de la entrada)...